14 comidas para niños con verdura, fruta y legumbres

¿Te preocupa que tus peques no quieran comer vegetales? ¡Prueba estos trucos para preparar comidas para niños con verdura, fruta y legumbres!

Los seres humanos necesitamos comer alimentos de origen vegetal para mantenernos sanos. ¿Quién no ha oído lo buena que es la vitamina C para luchar contra el resfriado o la vitamina A para la vista? Y qué decir de la importancia de la fibra a la hora de realizar ciertas funciones vitales.

No obstante todos tenemos alimentos que preferimos evitar, y esto puede resultar especialmente problemático para los padres y las madres, ya que los niños y las niñas tienden a no preocuparse por su propia salud. ¡Ay, bendita juventud!

Con este artículo queremos ayudarte a disfrazar algunos de los alimentos que menos suelen gustar a los peques, para que puedas disfrutar de una buena receta con ellos y con ellas sin preocuparte por su salud. ¡Y seguro que se te ocurre algún adulto o adulta al que también pueden serle muy útiles estos platos! También son son comidas para niños grandes.

Y si tus peques tienen más problemas para comer carne, no te preocupes. ¡Tendremos pronto un artículo para ti!

COMIDAS PARA NIÑOS CON VERDURAS

Si lo que no le gusta a tu peque son las verduras, estás de suerte: ¡hay muchísimas comidas para niños con verduras muy bien camufladas!

  • Batidos o smoothies: si no tienes problemas para que tus niñ@s coman frutas, solo necesitarás una licuadora para salvar la situación. Prepara tu batidora, leche y unas frutas del mismo color que la verdura que quieras camuflar. Por ejemplo, si quieres esconder zanahoria, prepara un batido con melocotones y nectarinas maduros (cuanto más maduros, más dulce estará el zumo); si quieres disimular el apio, usa manzanas verdes y peras. ¡A tus hij@s nunca les faltarán vitaminas!

Si no tienes una licuadora, echa un vistazo a este artículo. La puedes comprar online y hay para todos los bolsillos.

  • Purés de colores: ¡Que sean bien llamativos! Un puré del color blanco de las patatas no llamará la atención de los más pequeños. Usa una verdura que sí pueda llamar su atención para darles algo de color. Nuestro amigo y lector Nicolás nos sugiere que usemos calabaza; con un poquito de remolacha también obtendremos un color muy vistoso. ¡Aprovecha para esconder lo que quieras en ese arcoíris de puré!

¿Necesitas una batidora? Aquí tienes un TOP 5 de las mejores batidoras de mano de Internet.

  • Verduras de colores: los niños y las niñas suelen verse atraídos por los colores vivos y alegres. Por eso, las comidas para niños de los supermercados suelen llevar dibujitos. ¡Pero nosotr@s también podemos jugar con eso! Existe una gran variedad de verduras multicolores que puedes cultivar en macetas en casa: acelgas, zanahorias, maíz, tomate azul
  • Tortillas: ayudarán a ocultar no solo la forma, sino también el sabor de las verduras. Nuestra seguidora Alicia nos comenta que a su hija Ainhoa le encanta que le dibujen caras con queso y kétchup en las tortillas de espinacas. ¡Prueba tú también a darle un toque divertido a la comida!
  • Sofritos: la pasta y los arroces suelen gustar a todo el mundo. Si este es el caso de tu hija o hijo, ¡aprovecha para poner muchas verduras en el sofrito!: tomate, pimiento, zanahoria, berenjenas… Si quieres ideas, aquí te dejamos una receta de macarrones veganos.
  • Juega con su inocencia: aprovechando que sus nietos eran pequeños y que no conocían muchas frutas, un amigo agricultor les dio tomates cherry diciendo que eran uvas rojas. Los peques se lo creyeron y ahora adoran los tomates. ¡Tú también puedes usar estos pequeños trucos! Recuerda que lo haces por su bien.
comidas para niños

COMIDAS PARA NIÑOS CON LEGUMBRES

Las legumbres suelen ser uno de los alimentos más complicados de introducir en la dieta de nuestr@s hij@s, pero esperamos poder despejarte un poco el camino con estas comidas para niños con legumbres escondidas:

  • Hummus de garbanzos: una deliciosa pasta de garbanzos cuyo sabor no tiene nada que ver con los cocidos ni con los guisos tradicionales. ¡A tus peques les encantará untarlo en pan! Puedes comprarlo ya preprarado en la mayoría de los supermercados de España o cocinarlo tú mism@ en casa.
  • Hamburguesas de legumbres: ¿qué niñ@ le hace ascos a una buena hamburguesa? ¡Pues su plato favorito puede ser muy sano para el/la! Son fáciles de hacer, rápidas y baratas. En este artículo tienes una receta de hamburguesa de lentejas completamente vegana, ¡no te lo pierdas! Es una de esas comidas para niños que también enamorarán a los adultos.
  • El juego del edamame: ¿tu hijo o hija ya tiene edad de comer picante? ¡Entonces le encantarán los edamames o soja verde! Estas legumbres se cocinan dentro de su vaina. Si pones un poco de picante en el aliño, puedes proponerle el pequeño desafío de que se coma todo el plato o que coma más que sus hermanos y hermanas. ¡Eso sí, no te pases mucho con el picante!

¿Que dónde puedes conseguir edamames? Nosotros los compramos en la sección de congelados de Mercadona. ¡Cuéntanoslo si los compras en otro sitio!

COMIDAS PARA NIÑOS CON FRUTAS

Las frutas suelen ser menos problemáticas para las madres y los padres que las comidas para niños con verduras y/o legumbres. No obstante, su textura a veces puede resultar desagradable para algunas personas. ¡A ver si podemos librarte de ese problema!

  • Smoothies o helados: si el problema de tu peque con la fruta viene solo por la textura, prueba a prepararle helados o smoothies. Si usas fruta muy madura, estarán dulces sin necesidad de que agregues azúcar y serán mucho más sanos.
  • Granizados: prepara un rico zumo, pásalo por el colador para que no quede demasiada pulpa y mételo en el congelador. ¡Rápido, sencillo y refrescante!
  • Ensaladas: si tu hijo o hija no le hace ascos a la verdura, puedes poner trocitos pequeños de alguna fruta que no esté madura en una ensalada. Por ejemplo, las peras verdes no tienen demasiado sabor.
  • Purés: en un puré de patatas bien aliñado puedes camuflar frutas blancas que no estén maduras (para que no estén muy dulces), como plátanos, peras o manzanas.
  • Postres: existen un montón de postres que hacen que la fruta sea más divertida y más dulce. ¿A quién no le gusta una buena tarta de manzana o con frutos rojos por encima? También puedes echarle un vistazo a nuestras recetas de postres con fruta. Son todas rápidas y sencillas.

¿Qué te han parecido estas comidas para niños ricas en vitaminas, fogoner@? ¡Esperamos haber conseguido que tus peques disfruten por fin de las frutas, las verduras y las legumbres! Seguro que pronto será mucho más fácil alimentar a ese/a pequeño/a gourmet que tienes en casa.

Y tú, ¿tienes algunas recetas o comidas para niños que no hayamos incluido en este artículo? ¡Coméntanoslo en nuestras redes sociales y ayuda a otras madres y padres! Te esperamos en Twitter, Instagram y Facebook.

¡Gracias por leernos, cociner@!