Microplásticos: ingerimos 50 000 partículas tóxicas cada año.

¿Sabías que solo por beber agua en una botella de plástico ya estás tragando partículas tóxicas? Te presentamos a tu enemigo invisible: los microplásticos.

Están en casi todos los alimentos y bebidas que consumimos: en el pescado, en el marisco, en el agua, en los vegetales… ¡incluso en productos cosméticos! Y, hasta hace poco, casi nadie hablaba de ellos. Por un lado, no saber de su existencia nos hacía tener una preocupación menos; pero, por otra parte, estamos en nuestro derecho de saber qué estamos metiendo en nuestros cuerpos.

Si eres de l@s que quieren conocer a fondo a este enemigo que el ser humano ha creado y que está destruyéndonos a nosotros y al medio ambiente, sigue leyendo e intentaremos resolver todas tus dudas. También te recomendamos nuestro artículo sobre los peligros del aceite de palma.

Empecemos por el principio:

¿Qué son los microplásticos?

El Parlamento Europeo define los microplásticos como <<piezas de material plástico cuyo tamaño suele ser inferior 5 milímetros>>. Estos fragmentos pueden clasificarse en:

  • Microplásticos primarios: los que son lanzados directamente a la naturaleza, por ejemplo, al lavar ropa sintética o al gastarse los neumáticos de los coches.
  • Microplásticos secundarios: se crean por la degradación de objetos de plástico más grandes, como una bolsa que pasa años flotando en el mar.

Los secundarios son los que nos ocuparán principalmente en este artículo, ya que son ingeridos o absorbidos por los seres vivos acuáticos que acaban en nuestros platos. Pero este no es el único medio a través del cual comemos, según National Geographic, hasta 50 000 partículas de microplástico al año.

¿Dónde están los microplásticos que ingerimos?

Sin tener en cuenta los microplásticos que respiramos (que son MUCHOS más de los que comemos y bebemos), en nuestros cuerpos siguen entrando cantidades impresionantes de estas partículas tan tóxicas.

¿Que dónde están? ¡Casi en todo lo que consumimos!:

  • Cualquier alimento que provenga del agua: pescados, mariscos, algas… hemos contaminado tanto nuestros lagos, océanos y ríos que todos sus organismos vivos acaban absorbiendo microplásticos por accidente.
  • Sal: ¡también viene del mar!
  • Agua embotellada: contiene casi el doble de fibras de plástico que el agua del grifo. Si entiendes inglés, aquí te dejamos un estudio que reveló un promedio de 325 partículas de plástico por cada litro de agua embotellada analizada.
  • Agua en general.
  • Vegetales: el agua arrastra microplásticos, que terminan depositándose en las tierras de cultivo y siendo absorbidos por las plantas.
  • Carne: si un animal se alimenta con algo que contiene partículas de plástico, también acaba siendo contaminado. ¡Lo mismo nos pasa a las personas!

Como puedes ver, es difícil esquivar a estos micro enemigos. Pero, si no nos han preocupado apenas hasta ahora, quizás no son tan malos, ¿no?

¿Cómo nos afectan los microplásticos?

Uno de los efectos más visibles de los microplásticos son los daños a la fauna: causan obstrucciones en el sistema digestivo de los animales, afectando a sus ganas de comer y, por tanto, a su crecimiento y a su salud. Si bien esta no es una consecuencia directa sobre la salud humana, sí que es grave para el medio ambiente (deteriora las cadenas tróficas de los ecosistemas) y para nuestra alimentación.

No obstante, es complicado medir y analizar cómo afectan los microplásticos a la salud humana, ya que los efectos se ven a largo plazo. Además, muchos factores químicos y físicos distintos podrían afectar a los resultados de los experimentos.

No obstante, no podemos olvidar que estamos hablando de comer plástico. Por más pequeño que sea, es un derivado del petróleo, por lo que obviamente no es sano. En experimentos con animales se han podido observar sobre todo problemas reproductivos y hepáticos.

¿Cómo evitamos ingerir microplásticos?

Sentimos decirte que es imposible conseguir que los microplásticos no vuelvan a entrar en tu organismo ya que, como mencionamos antes, están en grandes proporciones en el aire que respiramos y hasta en el agua que bebemos.

No obstante, la Unión Europea ha aprobado o está trabajando en algunas medidas para protegernos de estas partículas:

  • Restricción de bolsas plásticas ligeras en la Unión Europea.
  • Prohibición de ciertos productos plásticos de un solo uso, que constituyen el 70% de los desechos que llegan al mar.
  • Eliminar la agregación de microplásticos de manera intencionada en productos como cosméticos y detergentes para 2020.

¿Qué medidas puedes tomar tú misma/o?

  • Bebe agua que no haya estado en una botella de plástico.
  • Evita usar cosméticos que contengan polietileno, polipropileno o terefalato de polietileno.
  • Intenta usar tejidos naturales: así el plástico no estará en contacto con tu piel ni soltará fibras en tus alimentos, y tampoco contaminarás tanto al lavar la ropa.
  • Por ti y por todos: reduce el uso de vehículos privados para que el desgaste de los neumáticos no libere microplásticos al aire.
  • Reducir el uso de envases de plástico y reutilizarlos todo lo posible antes de reciclarlos.

Por desgracia, a nivel individual no se puede hacer gran cosa contra los microplásticos. Por eso es muy importante concienciar a la población y, por tanto, a nuestros representantes en el gobierno, de que tomen medidas para eliminar o reducir al máximo las fuentes de esta contaminación.

Sentimos traerte un artículo tan alarmante esta semana, fogoner@, pero consideramos que es muy importante difundir este mensaje contra el uso abusivo del plástico. ¡Estamos seguros de que todos podemos aportar nuestro granito de arena!

Si se te ocurre algún consejo o algún detalle que podamos añadir a este artículo, nos encantará leerte en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram y Twitter. Ahí podrás encontrar también a grupos de voluntarios ecologistas con los que participar en actividades como limpiezas de ríos y montes. ¡Pregúntanos si quieres que te ayudemos a buscar!

Ha sido un placer tenerte por aquí. ¡No olvides que tenemos artículos menos deprimentes como nuestras recetas y la sección de curiosidades!